CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 21 de enero de 2015

I wanna get better


Día 1.

Siempre que la salud mental dependía exclusivamente de uno mismo, después de todo, it's all in your mind. Pero quizás, solo quizás, a veces existir es más difícil, aún sabiendo que si te levantas un día y decides cambiar, deberías poder. 
¿Pero qué pasa cuando te repites esto mil veces pero sigues tirado en tu cama? Cuando pasas horas diciéndote "Si no me levanto ahorita, la cago", "si no comienzo a pintar, voy a arruinarlo todo", "debería hacerlo ya", pero no te mueves, solo no te mueves.

Los últimos meses los pasé así, tirada. Perdí toda sensación del deber. "Debería hacer el informe", "debería pintar", "debería hacer deporte", "debería alistar mis cosas", debería. Sin embargo, no. Paralizada. No hice nada. Y siempre pude no hacer nada, o hacer poco, y salvarlo al final, pero esta vez ya no pude. Porque nisiqueira pude pararme para salvarlo. Solo me quedé tirada, viendo todo hundirse. 

Y da miedo. ¿Qué pasa si ya no soy capaz? ¿Si ya no soy inteligente? ¿Si aún dando lo mejor de mí no puedo lograrlo? ¿Todavía quiero lo que quise? Creo que sí. ¿Todavía me importa? La meta sí. ¿Por qué no me esfuerzo para alcanzarla? Porque estoy tirada. ¿Por qué estoy tirada? Porque no puedo lograr que me importe lo suficiente. 

¿Quiero mejorar? Sí. ¿Voy a mejorar? Ahora no lo creo. Debería poder sola. Debería.

Solía estar motivada. Solía sentarme a trabajar, pasar fines de semana haciendo proyectos, avanzando las cosas, enseñándole a otros y tratando de motivarlos. Ahora no puedo sentarme. Siempre siento que podría estar haciendo algo más divertido. Perdí el sentido del deber y pasé demasiado a vivir en el ahora y las satisfacciones instantáneas. Y aún escribiéndolo ahora y sabiendo que está mal, no me veo cambiándolo. No veo la constancia, no veo el compromiso. Ni aunque lo buscara, no lo veo. Pero sé que, objetivamente, debería poder.

Esta vez no lo haré sola. Porque debería poder, pero veo que no quiero, y sola siempre encuentro justificación para no hacerlo. Y no quiero seguir tirada, pero no veo otro camino. Me da miedo no ver otro camino, pero sé que existe y debo tomarlo. 

I wanna get better.

miércoles, 14 de enero de 2015

Todavía tengo miedo

Todavía tengo miedo
de que me quieran demasiado
de ver a tus ojos y que no me quieran suficiente
de querer que me quieras más
de quererte más
de querer.


Tengo miedo de necesitarte
de querer que estés ahí siempre
o de que no estés ahí
o de que estés pero no a mi lado
o que no quieras estar a mi lado
o de no querer que estés.

Más de olvidarme de mí.


Todavía tengo miedo de todo
de todo lo que no existe
y anhelo que exista
y no dejo existir


Todavía tengo miedo.

miércoles, 7 de enero de 2015

Unión Civil Ya

Nota previa: Escribí esto para la clase de un amigo más o menos a comienzos de noviembre. Condensa lo expuesto a lo largo de las entradas del blog, pero como no escribo hace tiempo pensé en compartirlo por mientras. :)

El proyecto de Unión Civil No Matrimonial entre personas del mismo sexo fue presentado al congreso en setiembre de 2013 y desde entonces ha desatado fuertes opiniones tanto a favor como en contra. 

Este proyecto propone otorgarle los mismos beneficios de pareja que gozan las parejas casadas a las parejas homosexuales que deseen unirse civilmente, a excepción del derecho a adoptar hijos juntos. La idea no suena descabellada tomando en cuenta que las parejas homosexuales actualmente se encuentran al margen de la ley y suelen pasar por muchas dificultades por la falta de legislación que las regule; sin embargo, los argumentos opositores abundan.
"Llevan muchísimos años viviendo así, ¿por qué tienen que cambiarlo ahora?", "¿pero cuáles son realmente las posibilidades de que no los dejen entrar al velorio de su pareja?", "no son los derechos humanos más importantes a reclamar", "no importa si es justo o no, la ley es así", "no estamos listos." Estas razones son, francamente, espeluznantes, pues reflejan la voluntad de las personas para perpetuar desigualdades con tal de no ver su realidad ligeramente perturbada, olvidando que hablan de seres humanos, reales, con una sola vida.

Las parejas homosexuales siempre han existido y lo han hecho hasta ahora al margen de la ley y la sociedad, por ser tildadas de inmorales, enfermas y por poco señal del apocalipsis. Se les ha pedido abstinencia para ser aceptados, castidad para ir al cielo, y escondite si deciden existir. Y nada de eso es justo.

No existe una razón válida para que deba ser así, no más allá del “me incomodan y deben adecuarse a mí”, no más allá de la incapacidad tremenda de ponerse en el lugar del otro. Siempre ha sido más fácil deshumanizar al diferente que admitir que nunca debió existir esa desigualdad y se deben dar las disculpas del caso. Siempre ha sido más fácil voltear la mirada. Pero, ¿hasta cuándo?

La semana pasada el Poder Judicial se convirtió en la cuarta entidad del estado en mostrarse a favor, llegando a decir que “reivindica los derechos de la minoría homosexual, los incluye y los acepta. Además de fomentar la igualdad y el respeto por nuestros semejantes.” Pero, a pesar de contar con este respaldo, el proyecto sigue estancado en el congreso. Entonces, ¿qué falta?

Superar una gran traba, la que dice “el matrimonio tiene como fin recrear y una pareja LGTB no puede lograrlo de manera natural; además, existen otras maneras, a través de contratos y notarios, mediante las cuales se pueden obtener casi todos los beneficios solicitados; no se legisla según sentimientos.”

Y, hasta cierto punto, es verdad. En papel. Porque reducirlo a esto es negar una verdad fundamental: El ser humano es un ser social, y reconocerse y ser reconocido por los demás en sociedad es parte fundamental de la dignidad humana.

Si se tratara solo de un contrato entre dos personas no existirían las ceremonias, los vestidos de novia y las infinidades de publicaciones que aconsejan cómo celebrar el gran día. Si fuera una cuestión de tener hijos serían obligatorias las pruebas de fertilidad y firmar un compromiso con el estado para reproducirse; pero todos saben que no es así. En realidad, es un símbolo, como tantos otros que ha instaurado el humano dentro de su experiencia en la Tierra, y quizás sea el más grande de todos, porque implica un compromiso de por vida. Es un símbolo de madurez, de responsabilidad, una manera de proclamar a todas las personas importantes de la vida de los contrayentes, y la sociedad civil, que se decide comenzar una vida en común, junto a una sola persona, prometiendo fidelidad y compromiso hasta el fin; es una manera de celebrar el amor.

Y eso, ese rito, es lo que no se quiere otorgar, porque no se quiere equiparar ese amor al heterosexual, porque no se quiere reconocer que la capacidad de enamorarse, amar, y comprometerse no es exclusiva de los heterosexuales, porque no se quiere reconocer que estos seres percibidos como extraños y erróneos tienen exactamente las mismas capacidades que uno.

Peor aún: no importa aplastar, aislar e invisibilizar a otra generación de jóvenes LGTB con tal de no salir de la zona de confort y verse obligado a enfrentar una realidad diferente a la propia, y esto es, sinceramente, de lo más mezquino que se puede hacer.

Ya es hora de reivindicar, de proteger, de reconocer a estas personas que se sienten tan enamoradas como cualquier otra, que pasan por los mismos problemas de pareja, que también deciden día a día comprometerse y amarse, y por alguna razón se les niega la oportunidad de vivir su amor con la libertad y plenitud merecida, tomada como un hecho por tantos, todo por un cromosoma de diferencia. Y no, no hace la diferencia. Es momento de detener esa segregación sin sentido. Es momento de Unión Civil.

lunes, 17 de noviembre de 2014

4 canciones de temática LGTBI

Tengo este post in the backburner desde hace tiempo pero por fin encontré una razón para publicarlo. 

En este momento se está llevando a cabo una conferencia en el Vaticano sobre familia y se están tratando temas LGTBI por gente que, oh sorpresa, no es LGTBI. Y se están repitiendo las mismas cosas de siempre que a estas alturas ya me parecen demasiado indignantes. 

-Por favor gente hétero, basta de soberbia y dense cuenta de que la complementariedad no es exclusiva de ustedes. Realmente es insultante que reduzcan las relaciones LGTBI a no complementarias sin siquiera conocerlas. Pls stop. -

Bueno, en fin, he ido recopilando canciones que me gustan y tocan temáticas LGTBI,  y las que entraron al Top 4 fueron:

1. I'm not your hero - Tegan and Sara


Esta canción me gusta mucho porque Tegan y Sara Quin son dos grandes representantes de la comunidad LGTBI y luchan por los derechos de todos los miembros de ella, además escriben canciones que relatan sus experiencias como mujeres homosexuales y, como persona dentro de esta comunidad, es difícil encontrar representatividad en los medios, por lo cual su música es clave cuando buscas algo que describa cómo te sientes al ser una mujer enamorada de otra mujer (recomiendo Nineteen, City Girl, Messed Up). 

En esta canción Sara reconoce su influencia y que es vista como una líder para muchos, pero deja claro, y dolorosamente claro, que no es una heroína, sino solo una persona. Sí, se ha avanzado mucho, ella ha luchado, marchado, defendido como pudo, pero de ninguna manera es el rol a seguir y es importante que comprendamos que solo es una persona más enamorándose, desenamorándose, y luchando por lo que considera correcto, que también puede equivocarse y por tanto no debe ser idealizada. 

Es hermoso, pero también es muchísima presión saber que tantas personas te admiran como la imagen a seguir en un mundo donde se sienten tan perdidos, y ella nos recuerda que también puede sentirse perdida y hace lo que puede, aunque no siempre será percibido como suficiente. 

Particularmente, me quedo con esto:

Sometimes it feels like the side that I'm on
Plays the toughest hand, holds the longest stand
Sometimes it feels like I'm all that they've got
It's so hard to know I'm not what they want

I'm not their hero
But that doesn't mean that I wasn't brave
I never walked the party line
Doesn't mean that I was never afraid
I'm not your hero
But that doesn't mean we're not one and the same
I do my best to walk the finest line
Till I've had all that I can take



El amor por Sara es infinito, para siempre.

2. We exist - Arcade Fire


Me gusta esta página que explica la letra por estrofas y con citas de Win.

Puede sonar raro pero era importante para mí saber si AF apoyaba a la comunidad LGTBI. Claro, no los conozco, pero he pasado tantas cosas con su música que sentir su rechazo habría sido horrible. Por suerte, en este disco me sorprendieron con esta canción y la experiencia fue A+++, no solo por la letra, que se centra en un chico gay diciéndole a su padre que es homosexual, sino por el video, que muestra a Andrew Garfield como una joven trans tratando de entrar al mundo asumiendo su identidad. 

En cuanto a la letra, como ya mencioné, se centra en un chico gay, y este conversa con su padre sobre lo importante que es ser aceptado por él y cómo puede soportar el odio de toda la gente religiosa que prefiere pretender que no existe, pero no podría soportar su rechazo.

Oh Daddy don't turn away

You know that I'm so scared
But will you watch me drown?
You know we're going nowhere



We know that we're young
And no shit we're confused
But will you watch us drown?

What are you so afraid to lose?

Es hermosa y condensa bien el miedo profundo que puedes sentir al decidir salir del clóset ante tu familia, que por más que sepas que te quieren, no puedes predecir cómo van a reaccionar o si te quieren lo suficiente como para superar sus prejuicios.

Otro punto importante es que menciona cómo para muchas personas es mejor pretender que las diferentes orientaciones sexuales no existen o no son válidas y por tanto pueden seguir siendo ignoradas por el estado, dejando desprotegidos a miles; pero todos sabemos la realidad: sí existen y van a seguir existiendo, y puedes decidir ignorarlos, pero debes dejarlos ser.

They're down on their knees

Begging us please
Praying that we don't exist
Daddy it's fine
I'm used to 'em now
But tell me why they treat me like this?
It's cause we do it like this

...

You're down on your knees

Begging us please
Praying that we don't exist
We exist!
We exist!
We exist!
We exist! 

Muy muy importante canción.

3. Face of god - The Drums



Todavía no me acostumbro a la onda súper darks de The Drums pero esta canción me impactó mucho cuando la escuché por primera vez por lo cierta que es. 

Escuchas tanto pero tanto que según la mayoría de religiones estás mal, que definitivamente vas a ir al infierno (a menos que decidas NUNCA vivir tu sexualidad plenamente y no seas usura, no es justo), y a tanta gente usando argumentos religiosos para negarte beneficios básicos, que terminas sintiendo un rechazo enorme por todo lo religioso, cuando nunca quisiste que sea así. (Por ejemplo, ahorita con el HumanumAmigo para en serio con lo que las únicas parejas y familias que pueden comprometerse para siempre y complementarse son las heterosexuales, abre los ojos y para pls, solo estás alienando a mucha gente.)

Sí, estas declaraciones generan una alienación tremenda de lo que alguna vez consideraste tu familia espiritual y gracias a eso terminas dándoles la espalda, que es lo que una religión debería evitar, porque tu sexualidad no te hace mejor ni peor persona y terminan perdiendo a seres muy valiosos.

Kiss the hand of Satan when I kiss you
Feel his cold breath on my neck when I’m near you
His eyes on my eyes tonight

I saw the face of god
He showed me how to live
I threw it back at him
I threw it back at him


Rechazo causa rechazo. 


4. I'm not gonna teach your boyfriend how to dance with you - Black Kids

Salimos de la onda darks para poner algo mucho más ligero y alegre.



Esta era una de mis canciones favoritas en el colegio y recuerdo que me descuadró muchísimo la primera vez que la escuché porque "you are the girl that I've been dreaming of ever since I was a little girl" ¿pero la canta un hombre? No entendía nada, pero no importó porque igual bailé.

Un crush imposible, un ritmo contagioso y un beat buenazo -personalmente tengo el mix de Twelve Monkeys en mi iPod- nunca fallan para levantar el más bajo de los ánimos.

Dance! Dance! Dance! Dance!



Bonus track: I was married - Tegan and Sara


Otra joyita de Sara. "I was married" es la canción con la que abre The Con (2007), y habla sobre su relación con su ex pareja, Emy, la lucha inicial por tratar de alejarse de una química innegable,

The muscles fought so long
(Fought so long)
To control against the pull of one magnet
To another magnet

Y, después de aceptar sus sentimientos, el rechazo que siente por parte de los grupos homofóbicos que las tildan de malignas sin conocerlas ni tratar de entenderlas:

Now we look up in
(Tell me who tell me who)
To the eyes of bullies breaking backs


They seem so very tough
(It's a lie, it's a lie)
They seem so very scared of us

La parte más importante es en la que reconoce que esas opiniones te afectan y tratas de buscar lo que ellos encuentran tan perverso en ti, sobre todo si eres alguien muy sensible, pero -si tienes suerte- esa búsqueda no tiene resultados:


I look into the mirror
(Look into)
For evil that just does not exist


I don't see what they see
(Tell them that, tell them that)
Trying to control the pull of one magnet
To another magnet


Nunca falla en romperme el corazón y darme más ganas de luchar por la igualdad.

Acompaño este bonus track con una ilustración que refleja perfectamente esta última parte:

"I was married" por Xinyi 

---

Y cierro el post pidiendo empatía, empatía por favor, con todos. 

No siempre lo entiendes, pero trata de por lo menos respetarlo y recordar que estás hablando de personas, sensibles, muchas veces jóvenes, y, como para cualquier humano, sentir una cantidad tan grande de rechazo puede ser aplastante. 

Amor para todos.

¿Tienen recomendaciones? No duden en dejarlas en sus comentarios. 

lunes, 10 de noviembre de 2014

Crónica de The Drums + MGMT

El martes pasado fue el concierto de The Drums con MGMT en el parque de la Exposición y fue un evento realmente memorable, tanto que me animo a escribir al respecto. Aunque no será exactamente como antes.

Fue el 22 de setiembre cuando se anunció el concierto y me enteré por un mensaje de Facebook: "oe, vamos a MGMT?". ¡¿QUÉ?! ¡¿MGMT EN LIMA?! Fue una cuestión de abrir inmediatamente Google y tipear lo primero que fuera a lanzar resultados, entrar al primer link que encontrara con algo de información y leer. ¡¿VIENEN CON THE DRUMS?! ¡JESUCRISTO, ¿QUÉ HE HECHO BIEN EN ESTA VIDA?! nada. En fin, lágrimas de felicidad se acumularon en mis ojos, realicé las llamadas respectivas a los amigos correspondientes, y a comenzar la cuenta regresiva.

Y llegó el día.

El martes simplemente estaba emocionada. La emoción recorría todo mi cuerpo y la sonrisa no salía de mi cara. Por fin, después de dos años de espera, iba a ver a The Drums. Y bueno, un recontra plus era MGMT.

Fui con Thalia, unos amigos habían llegado antes así que nos colaron, y me sorprendió mucho que haya tanta gente desde tan temprano. Tomamos un par de tragos para hacer tolerable la espera (abrir las puertas a las 7.30pm, no seas maleado) y por fin llegó la hora. Todo bien con las entradas virtuales, eso hizo mucho más rápido el ingreso con respecto a otros conciertos, así que bien por eso.

Ya estaba tocando Delta Venus y había una cantidad decente de personas adelante, lo cual haría realmente retador estar en primera fila. Fui metiéndome como pude tratando de estar lo más adelante posible para Drums y llegué a la fila 11 (lejos, lo sé). Cuenta regresiva de nuevo.

Por fin, The Drums. No podría irme demasiado en detalles, porque fue demasiado emocionante como para contarlo de nuevo. Solo sé que fue todo lo que esperaba y más. Fue uno de esos conciertos en los que solo cantas con todas tus fuerzas, sonríes, y tus pies ya no tocan el piso pero no importa porque la gente te mueve. Me encantó estar ahí, terminé llegando a quinta fila y salté como hace tiempo no lo hacía. Jonny es hermoso, hermosísimo, casi lloro cuando dijo "This is a song about my best friend", corazón roto en mil pedazos en ese momento; Jacob bailaba lindo desde su sitio, al resto en verdad no lo vi mucho. Fue increíble escuchar las canciones que me han acompañado en tantos momentos de amor y desamor en, y que de alguna manera mística fueran mucho mejores en vivo. "Forever and ever amen", "How it ended", no podía pedir mucho más.

Finalmente llegó "Down with the water" y ya sabía lo que significaba eso, el final. Aproveché para guardar ese momento en mí, el sentimiento, estar rodeada de tanta gente que quiero, y de tantos desconocidos viviendo una experiencia tan fuerte como es ver a una banda que significa tanto de maneras diferentes para cada uno. En fin, súper emoción, gracias por todo The Drums.

En el descanso me encontré con más amigos y una comentó que quizás podría conocer a The Drums, entonces fui con ella a hacer lo posible, comenzó MGMT y yo seguía tramitando a ver si se podría o no. Entre que escuchaba el concierto y veía eso, terminé metiéndome en el concierto y no conociendo a The Drums por no responder a tiempo un mensaje, pero todo bien. Esta segunda parte fue mucho más tranquila, a pesar de que tocaron canciones que me gustaban, estaba realmente desconcentrada y no llegué a conectarme nunca. Pero todo bien de todos modos. Tocaron varias canciones que me gustaban, solo diría que es un crimen no tocar "Brian Eno". Y terminó.

Si bien le tengo cariño a MGMT, no puede compararse con lo que fue The Drums: hay algo muy especial en ver a una de tus bandas favoritas en vivo. Entiendo que para muchos no tiene sentido, que es lo mismo que ponerlos en la radio o lo que sea, pero para mí hay muy algo especial. Supongo que tendrá que ver con que por un momento ves a estos seres humanos que han logrado un impacto en ti sin conocerte, que te han acompañado y han puesto en palabras y música lo que sentías, y ahora ellos también te ven y viven algo contigo, comparten cantar emocionados, y eso es inmensamente especial.

En fin, fue un gran gran gran concierto y reservo la parte de The Drums para mi T3 de conciertos. Y de los recuerdos más felices para siempre. Una lástima que no dejaran llevar cámaras porque quería tomar instantáneas. Que sea para el 2016.

viernes, 29 de agosto de 2014

Viejos Amigos

Anoche fui a ver Viejos Amigos con una nueva amiga y tengo un par de cosas que decir al respecto. 

Para dar un poco de contexto, tengo que decir que la película trata sobre tres ancianos que deciden robar las cenizas de su mejor amigo para disponer de ellas como ellos asumen que él habría querido, esto debido a que consideran que su esposa era una pésima persona y la odian, y no desean que éste se quede para siempre en un estante adornando la casa. Entonces, la aventura consiste en seguir a estos señores recorriendo el Callao tratando de escaparse de la esposa y disponer de los restos ya mencionados. 

Ahora, esto puede generar un problema porque es obvio que estos tres señores se consideran con más autoridad sobre el amigo que la esposa misma, que finalmente es la que pasó su vida con el difunto; pero digamos que es de hecho posible que él haya querido que sus cenizas sean repartidas, después de todo, no sería la primera vez que se ignoran los deseos del fallecido, cosa que solemos dejar pasar porque finalmente los funerales (y la disposición final del cuerpo) son para los vivos, no para los muertos. Entonces ok, digamos que es válido haber robado los restos e ir en contra de la esposa, mientras estemos preservando los deseos del difunto.

La película es bastante chistosa en sí, hay un montón de situaciones divertidas que puedes sacar de tres viejitos fugitivos recorriendo los lugares donde pasaron su vida, todo bien con eso. El problema surgió con un chiste que mi compañera y yo no pudimos dejar pasar. Vale recalcar que hasta ese momento cualquier intento de comedia había sido situacional, por lo tanto este "chiste" no solo fue de mal gusto, sino que se sintió completamente fuera de lugar. 


Va más o menos así:

Están dos de los personajes principales esperando algo cuando observan por un segundo a Miguelito, el joven homosexual del barrio -que por cierto era un homosexual de libro, pero se los perdono porque todos los personajes secundarios también eran unidimensionales y clichés debido a que solo eran medios para llegar a un fin-, y un señor le dice al otro:


-¿No le dolerá usar ropa tan ajustada?
Y el otro responde:
-Les gusta que les duela.

*Risas colectivas de toda la sala*
*Intercambio de miradas de horror entre mi compañera y yo*

Ahora, podrán decir, "M., ¿no estás exagerando? Después de todo, ¡es divertido burlarse de los homosexuales!" Y yo les diré no, no es divertido, y les explicaré el problema:


Al decir esto, asumes que a los homosexuales les gusta el dolor, y a todas las personas que usan ropa pegada también, por lo que extiendes esta presunción hacia las mujeres. Entonces, a estos dos colectivos les gusta el maltrato, por lo tanto, por extensión son estúpidos, y esto te da risa porque ¿a quién le gusta que lo violenten? ¡qué tales imbéciles! y si tú los maltratas, les va a gustar, así que no deberías sentirte mal por maltratarlos porque están sintiendo placer. ¡Ja! ¡Les haces un favor! ¡Les gusta el maltrato!

Y no, simplemente no, estás perpetuando una cultura de violencia.


No digo que no existe gente que disfrute el dolor, pero con consenso, amigos, consenso. Y es extremadamente peligroso hacer chistes como el anterior porque tienes la aprobación de toda una sala de cine y probablemente todas las demás salas que hayan llenado, que están entendiendo que está bien ser violento contra estos colectivos. Y no lo está. Pero tú pensarás "¿Y? M., plis, no es como que van a ir a pegarle a un homosexual o a una mujer saliendo del cine, por favor, la gente sabe que no es correcto" y te diré que tienes razón, pero con ideas así en la cabeza es mucho más fácil tomar una postura pacífica -léase no hacer nada- ante los reales actos de injusticia. Y el que no reacciona ante las injusticias está siendo cómplice del victimario porque colabora con que estas se perpetúen.

Yo me pregunto, ¿tan difícil es hacer buena comedia? ¿Cuál era la necesidad de caer en ese hueco? 

Entiendo que debe ser difícil escribir un buen guión, pero ¡Cristo del Pacífico!, ya estamos en el siglo XXI, hay maneras más inteligentes de hacer reír a las personas, no existe excusa para perpetuar esta cultura del golpe. Y sí, la película no decía expresamente "anda a pegarle a un homosexual", y obviamente existen peores mensajes en los medios, pero esto no quita que con ideas aparentemente inofensivas como estas alimentamos al monstruo de la discriminación y la injusticia. No pues señores, no pues.

Debo admitir que hasta ese momento me estuve riendo bastante, y después de eso me costó volver a la diversión porque ya estuve más atenta y crítica ante los chistes que siguieron, pero -hasta donde pude notar- ese fue el único problemático. 

Solo esa escenita me decepcionó muchísimo, tanto que sentí la necesidad imperante de compartirlo aquí, y recordarles a ustedes que como consumidores de cine/tv/radio, what have you, deben prestar atención ante estas situaciones y tener siempre una mente crítica, aún entre risas, porque deben estar conscientes del mensaje que están recibiendo, cómo lo van a aplicar en su vida diaria y de ser posible, cómo puede afectar a el resto.

Dentro de todo, fue una película entretenida, la recomiendo si quieren reírse un rato y apoyar al cine nacional, pero están advertidos, espero que puedan pasar ese traguito amargo si deciden ir, yo no pude del todo. 

domingo, 13 de julio de 2014

Alemania

Por fin, ¡por fin! Alemania ganó el mundial.

Después de seguir a este equipo desde Corea-Japón 2002, es lindo ver que su esfuerzo por fin rinde frutos.
Ya mucho tiempo de segundos y terceros. 

Campeones mundiales.

Pensé que no podrían con ese árbitro que jugaba en su contra, ¡pero pudieron!

¡Qué alegría en verdad!