miércoles, 1 de abril de 2015

Fin

No cambiaría ni un segundo en el mundo contigo.
Ni siquiera el adiós.