jueves, 28 de julio de 2011

Lo quieres, lo tienes

If you want something don't ask for nothing, if you want nothing don't ask for something
(Laïka - Arcade Fire)

Si quieres algo, tienes que quererlo en verdad.

A mí me pasa muy seguido, mi mente se contradice por diferentes factores.
Por ejemplo, con mi examen de Física. Sabía que necesitaba 13 y que no era imposible de conseguir, solo tenía que estudiar bien y tiempo no me faltaba. Sin embargo; no pasé. Tuve tiempo para estudiar bien y no lo hice, ¿Por qué? No sé por qué, es una tontería, pero en mi mente sentía que tenía que jalar algo, que no podía pasar todos mis cursos, a pesar de saber que tenía que pasar. 
Yo le decía a Marianella que ella pasaría y yo no, al final fue como yo predije, porque en verdad no quería aprobar, a pesar de saber que tenía que hacerlo. Si en verdad lo hubiera querido, lo habría logrado.

En esta vida, si en verdad quieres algo, lo vas a conseguir, pero tienes que quererlo de verdad, profundamente, anhelarlo y llamarlo con todas tus fuerzas.

Es el motivo por el que no estoy con nadie. Siempre que me gusta alguien hay dos ideas en mi cabeza: 
1. Me gusta
2. Es una tontería, debería olvidarme

Es obvio que la segunda surge del miedo al rechazo, pero mientras esta exista no conseguiré nada porque me limita. En ese caso existen dos opciones; o digo EN SERIO me gusta y ya fue todo, o en verdad ya fue todo y me olvido. No pueden convivir. Pero conviven porque arriesgo menos, tengo más opciones. Así, si le gusto gano y si no le gusto, igual la vi venir. El problema es que solo le puedo dedicar la mitad del esfuerzo a cada idea en vez de todo a una sola. Estoy segura de que si pongo todo el esfuerzo en una se hará realidad. Pero tengo miedo: miedo de llegar a estar con él y miedo de olvidarme de él y al final gustarle. Por tanto, me quedo con las dos opciones, que es lo mismo que estar paralizada.

No es productivo.

He comprobado la teoría. Como dije, jalé Física. Pero el año pasado, cuando necesité 13.6 para pasar Química, me dije "no hay forma de que jale este curso, NO HAY FORMA". Estudié 2 días y saqué 14 en el examen. 

Si en verdad lo quieres, lo consigues.

La única pregunta que queda es ¿En verdad lo quieres o solo dices quererlo? Es muy fácil engañarse. Yo por lo menos soy consciente de que me limito.
Creo que todos deberíamos preguntarnos si en verdad queremos lo que perseguimos, si le dedicamos el tiempo necesario y el esfuerzo debido a esa meta que queremos alcanzar. 

Cuando veo películas como "En búsqueda de la felicidad" no imagino que yo podría tener la misma determinación para alcanzar un objetivo, pero es solo porque aún no tengo ese objetivo. En esta vida en la que no tengo una necesidad de verdad como ese señor, es mucho más difícil que sienta que quiero lograr algo con tantas ganas, simplemente porque las soluciones a los problemas que se originan si no llego a la meta no son tan graves y lo sé. 

Supongo que eso me hace muy mediocre: no siento que deba ser la mejor ni deba luchar por las cosas. Me falta ambición, sería un pésimo Slytherin. 
O sería un Hufflepuff, forever alone.

El punto es que no puedo perseguir la meta de alguien más, no puedo tratar de ser buena alumna porque un compañero me lo dice ni tratar de llegar al Cielo porque mi mamá dice que ese es el propósito de la vida. Tiene que ser algo mío, no una lucha por los ideales de alguien más.
Y cuando sepa a donde quiero llegar, llegaré.

Se trata de una revelación personal, lo cual no implica que seas el único que puede descubrirla. Puede ser un sentimiento o una idea, pero tienes que creer en eso como una verdad absoluta, no puedes luchar por algo en lo que no crees. Desde "estoy enamorada de él" hasta "quiero conseguir este trabajo."

Creo que les acabo de resumir "El Secreto" (aunque nunca lo leí, supongo que es bastante obvio).

En fin, resumen: lo quieres, trabaja por ello y lógralo; si no lo logras, no lo querías lo suficiente.

Ahora a ponerlo en práctica y analizar nuestras metas.

6 comentarios:

Franciscofcv dijo...

Buen post. Aunque, yo pienso que la voluntad por sí misma no puede alcanzarlo todo, siempre necesitamos ayuda de arriba.

Como sea, tu post está bacán pero le faltó este video. Jajajaja
http://www.youtube.com/watch?v=GpgtbcP8-ig

José Luis dijo...

Alguien me dijo que El secreto decía algo como que: Cuando quieres algo el universo entero conspira para que se cumpla, creo que es al revés cuando quieres algo, transformas al universo para que se cumpla, o algo así. Me sentí bastante identificado porque tampoco se a donde quiero llegar, buen post.

F.B dijo...

¿El secreto? Pf.

M. dijo...

Sí, eso me habían contado de "El secreto" y ahora que releo lo que puse no van por la misma línea. Esto es lo que pensé después de terminar "Demian" de Hesse.

Anónimo dijo...

jajajaaj oe que botada jajajajajaja ampay!

-Rodrigo.

lamagiadevivir dijo...

Hola Mari ! no se cómo encontre este post tuyo pero me gustó mucho, era lo que necesitaba leer en este momento :) gracias!
Andrea