miércoles, 29 de agosto de 2012

Cosas que (re)descubrí con Maroon 5 en Lima

Anoche fue el concierto de Maroon 5 y lo pasé mucho mejor de lo que esperaba. Fue más porque no solo fue ir a escuchar música, se sintió casi como abrir los ojos después de estar dormida mucho tiempo.

Había olvidado lo que era ir a un concierto grande, con tanta gente gritando y la energía en el aire. Había olvidado lo que era esperar horas a que se presente el grupo y lo que era ver a un telonero. Pero fueron muchas cosas más. 

Ayer tuve un día pésimo. A pesar de que vi a buenos amigos y tuve buenas conversaciones, no dejaba de ser un día pésimo. De esos días en los que piensas ¿por qué me pasan estas cosas? ¿cuándo va a terminar? y tienes una combinación de sentimientos nada agradable. Parecía que el concierto había llegado en la peor noche, solo quería quedarme en casa, en mi cama debajo de las colchas. Pero no, el concierto estaba programado, las entradas compradas, y por el esfuerzo que pusieron mi mamá y la emoción de mis hermanos, era mi deber salir del hueco e ir. Y qué bueno que fue anoche y no cualquier otra noche.

Fui con la idea de llegar, comprar una cerveza, tomar y cantar "Won't go home without you" a todo pulmón para dejar salir toda la mala energía que tenía dentro. Dentro de todo era una buena mentalidad. 

Mientras estaba ahí enumeraba las cosas buenas de estarlo, y me sentía extremadamente feliz. Hace tiempo no me sentía tan plenamente feliz.

Cosas buenas:

-Normalmente no espero mucho del telonero y este no fue la excepción, ya quería que se vaya, pero de la nada decidió terminar su set con un cover de "Fix you" y con eso sentí como si pudiera dejar ir todo lo malo y comenzar a estar bien. Cuando terminó ya me sentía arreglada. Para mí esa canción es muy poderosa y siempre me ha hecho sentir bien, y escucharla tan fuerte y con todo el estadio retumbando mientras crecía fue genial. 

-Ir a un concierto de un grupo que no es tu favorito pero te gusta es bueno porque no sientes la necesidad de estar adelantito apretada, ni la tristeza prematura de saber que va a terminar y los vas a extrañar; puedes pasarte el concierto cómoda al medio con una chela en mano con los ojos cerrados bailando y no te importa no capturar todo lo que puedes del cantante y sus compañeros de banda. Porque sí, yo me estreso en conciertos pensando en que van a terminar. 

-Eduardo, mi hermano, es quizás mi mejor compañero de conciertos, porque hacemos las mismas pavadas y cantábamos los coros con voces ridículas, fue genial.

-Maroon 5 tocó puros singles por lo que nunca tuve ese momento en el que me sentí desubicada, canté y salté la hora y media sin parar.

-Escuchar canciones en vivo siempre es mucho más emocionante que escucharlas en tu cuarto, y mejor cuando te sorprenden con cosas que no esperabas escuchar. Tocaron covers ("Seven nation army", "Don't you want me", "Sexyback" y "Don't stop 'til you get enough") que quedaron bravazos y todos bailamos felices.

-La chela: Oh sí, señor alcohol. No es el primer concierto en el que tomo pero sí el primero en el que no me quedo tirada en el pasto mientras cantan (véase Calle 13). Qué buena manera de levantarme el ánimo y volver a mí.

Entonces GRACIAS Maroon 5 por hacerme volver a mí. Durante mucho tiempo me dejé olvidada y me descuidé, me sirvieron para recordar que yo soy la responsable de mi propia felicidad y que no necesito a nadie más para eso. Es bueno poder depender de alguien, pero debo recordar que la fortaleza debe salir de mí y no depender de nadie más. A veces necesitas alejarte de todo y hacer algo realmente fuera de la rutina para recordar las cosas importantes. (Y escribir al respecto para no olvidarlo)


2 comentarios:

Ave De Estinfalo dijo...

Jajaja yeah!! Que bueno que al final si lo disfrutaste ^^

Esperemos que ya no tengas días malos y si los tienes que no te afecten

Saludos!

M. dijo...

Gracias :D

Saludos a ti también!