jueves, 8 de mayo de 2014

Día de la madre

-Lo siento, la borré de casualidad, iba más o menos así-

Odio el día de la madre. Odio la publicidad que me recuerda que se acerca, odio las fotos de las personas felices en Facebook, los discursos y cartas abiertas al amor maternal, odio que finjamos que nos amamos y que nos llevamos bien y tener que pasar ese domingo en familia, odio tener que fingir que estoy increíblemente feliz rodeada de estas personas, odio todo ese día. Lo odio desde el 2010 y quienes puedan unir los puntos sabrán por qué.
Es un día que preferiría pasar metida en mi cama cubierta completamente por las sábanas o simplemente en la calle con alguien con quien no tenga una conexión sanguínea. Hoy no me busquen, por favor.
En fin, espero que todo esto sea preámbulo de otra entrada, veremos.

1 comentario:

Jesus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.