viernes, 3 de julio de 2015

No me salves (yo me salvo sola)

Nota del autor: Esta entrada la escribí en uno de mis moleskines el 16 de marzo del 2014, después de salir de una relación algo tormentosa y antes de embarcarme en nuevas aventuras por esos lares. La idea era escribirlo acá eventualmente pero siempre se quedaron como bullet points y no como un texto completo pues nunca lo redacté. Al ver que nunca será texto, les dejo los puntos. Aquí algunos recordatorios que siempre sería bueno tener en mente: 



  • Si tengo que rogar por tu amor, nunca seré suficiente.
  • Si lo que sientes no es fuerte, no me salves.
  • No es mi deber ni función ser masticada y escupida por mi pareja solo para que el neandertal evolucione.  
  
Sexy neandertal.
  • No es un proyecto. No voy a cambiarlo.
  • No es la excepción a la regla. Solo no es. 
  • Tú vas primera y segunda y tercera.
  • O es el mismo nivel de compromiso, o no sirve.
  • Lo quiero todo y lo merezco todo.
  • Comunicación + consenso = todo bien.
  • Nada se asume.
  • No imaginaba la vida sin ti y ahora todo bien.
  • No te tengo que convencer de nada. No me haces un favor. 
Suerte amigos y aléjense de las cosas que no los hacen crecer.