domingo, 16 de agosto de 2009

What Katie did.

"Tú eres la bella de quien hablaban en las películas..."
Me dice eso mientras aspira una línea más.
-"Ven, te guardé esta."
Cojo el billete y lo pongo en mi nariz, respiro muy fuerte. Siento como todo ese polvo entra y me quema las fosas nasales, me siento mucho más viva. Me sonríe mientras mi cuerpo se sacude, como si nunca lo hubiera hecho antes. Es esa sonrisa de niño la que me derrite y hace que siempre vuelva, esa sonrisa la que me destruye. Me mira fijamente y me dice que me ama, luego aspira una línea más.
-"Hoy vamos a ir a un pub a destruir un poco."
A pesar de que me digan que me aleje de él, sólo a su lado me siento segura, nadie lo conoce como yo. Es un niño que no sabe controlarse pero puede ser increíblemente dulce cuando se lo propone... y a veces es un demonio.
Salimos y comenzamos a caminar, trato de acomodarme un poco la falda que no deja de levantarse, estos tacos no están hechos para caminar por una calle así, pero nada de eso importa porque me toma de la mano y de nuevo siento esas mariposas en el estómago, que me dicen que él es perfecto para mi.
Como siempre, entramos y todos voltean a vernos, pero no nos importa. Él corre, se sube a la barra y comienza a cantar: "Tú eres la bella de quien hablaban en las películas..." Sonrío y subo con él, comenzamos a cantar, todos comienzan a tomarnos fotos pero es como si fuéramos sólo nosotros dos. Me mira y de nuevo me dice que me ama.
Salimos y trata de cargarme en sus brazos pero es imposible porque se está tambaleando... de nuevo está borracho. Cojo su sombrero y me lo pongo, me hace sentir más cercana a él.
-"Siempre he pensado que se ve mejor en ti."-me dice.
-"Puede ser, pero es lo que te caracteriza, en mi sólo es un accesorio más."
-"Pareces un ángel, un perfecto ángel."
Sostengo su cara y lo acerco a mi para poder besarlo. Nos apoyamos contra una pared y nos quedamos ahí, como si fuéramos uno solo, besándonos hasta que viene un amigo y nos dice:
-"Hey, alguien consiguió un poco más y dicen que es muy buena."
Me toma de la mano y me lleva corriendo al estudio, donde están todos.
-"Toma un poco"-dice mientras extiende dulcemente su mano. Me mira con esos ojos tan tiernos, que ahora están rojos, pero siguen teniendo esa luz que los caracteriza.
Miro de nuevo ese polvo blanco y aún siento en mi la línea de hace unas horas. He querido dejarlo tantas veces pero si lo hago sería como perder un poco de lo que nos une, no podría dejarlo si él no lo deja.
-"No, gracias, ya tuve suficiente hoy."
-"Bueno, tú te lo pierdes."
Inmediatamente me suelta y se va a un rincón a ordenar un par de líneas sobre el espejito que uso para maquillarme. Lo puedo escuchar gritar del placer con un par de amigos, que le dicen que aspire una más, que le preguntan qué demonios hago ahí. Él dice que no tiene idea, mientras voltea a verme, desilusionado.

9 comentarios:

ReyBabar dijo...

Me encantan esos cuentos cortitos, que dan un snapshot de una situación diciendo mucho con poco y que estan sumamente bien escritos. Este es uno de ellos.

Boris dijo...

wow, tu loescribiste?
es parte de algo que escribes?
hay otros asi?
bravazo

Luchito dijo...

Me parecio brabazo y me parece que muestra un problema muy comun, el afan de las personas por otra que no le conviene, en algunos casos.
Y me dejo pensando un poquito, jajaja.

M. dijo...

si, yo lo escribi. Y si, tiene segunda parte, quizas tercera, estoy pensando en cuantas partes dividirlo.

Anónimo dijo...

Tu puedes dibujar...
Deberias hacer un Comic, pero me gusto el cuento y espero una 2da parte

.andrea. dijo...

ya ya deja las drogas nomas! .. no tan seguido claaro.
si, te kedo paaajaasa:)

Shadia Coronel dijo...

una vez más...adoro lo q escribes (:

mafe dijo...

ala, debo de hablar de esto contigo,
estuvo buenisimo, pero suele pasar y por dentro estas asi.

En silencio dijo...

te quedó paja. lo bueno de los cuentos es que como son cortos, es fácil mantener el mismo estilo. Espero ver la segunda parte.