martes, 8 de diciembre de 2009

Si tuviera un hijo...

Dejaría de tomar gaseosa y todo lo químico para no hacerle daño durante la gestación.
De niño, ya no de bebé, sólo lo dejaría ver Phineas y Ferb porque lo demás le destruiría el cerebro.
Me aseguraría de que crezca con Disney, que vea Up, Buscando a Nemo y los clásicos con los que crecí.
Tendría que crecer amando al medio ambiente y tendría un pequeño pug que sería su fiel compañero.
Le enseñaría sobre la injusticia y todo lo malo en el mundo y cómo, en su vida, él tendría que luchar para cambiar eso.
Haría que escuche grandes clásicos del rock como Pink Floyd y Led Zep, para que por lo menos no crezca ignorante, y también escucharía The Killers y demás bandas pajas.
Le enseñaría a amar a los demás, sin prejuicios.
Le enseñaría a leer de muy niño, para que pueda aprovechar libros clásicos y sea culto.
Le leería chistes de Liniers, porque son lindos y valen la pena.
Me gustaría poder comprarle todo y que aún así sepa que lo material no es lo más importante.
Sería muy inteligente y estudiaría en un colegio con BI.
Haría que juegue siempre y pueda desarrollar su creatividad, que su imaginación no conozca límites.
Lo amaría mucho y de ser necesario daría mi vida por él.

En este mundo, creo que querría protegerlo de muchas cosas.
De la maldad, la corrupción, la envidia, pero sé que no podría hacer que crezca en una burbuja, va a tener que conocer lo malo. Me da miedo traer un niño a un mundo así, por eso debo tratar de corregirlo cuando aún tengo tiempo.

Ahora, me da pena ver cómo se corrompe la infancia. Sé que deben haber cosas peores, pero últimamente he comprobado que Mini Stalin es un verdadero estafador (aunque por Facebook) y todos sus amigos también. Se hackean entre ellos para robarse cosas de Pet Society y tienen sólo 9 años. Y mi primita estafa a la gente de su colegio, cambiando monedas de S/.0.50 por S/.2 porque "los demás no saben contar tanto como yo". Más sapa. En esos casos, aunque me dan risa, es inevitable notar que ellos están perdiendo valores, robando sin culpa. Mini Stalin de verdad lo hace súper consciente de que está mal pero no le importa porque quiere ganar. Su ambición es increíble. No sé si éramos iguales, quizás no tan tecnológicamente, fácil con taps de Pokemón, no lo sé, pero nunca me vi así. El tipo de conducta que aprecio ahora me perturba. Están actuando mal.

Supongo que ahí entramos nosotros. Dando el ejemplo y corrigiendo. Esperando que gracias a nosotros el mundo sea un lugar mejor y rezando porque las generaciones futuras lo puedan salvar. Se siente como mucha responsabilidad, pero el mundo de verdad está en nuestras manos y las de nuestros hijos, nuestros antepasados ya hicieron lo suyo. Nosotros somos el cambio, ahora ¿qué hacemos? ¿por dónde comenzamos?

7 comentarios:

Mao. dijo...

mi hermana ya se esta perdiendo en el mundo de los antivalores y eso que ve phineas y ferb y demás clasicos de disney pero no se esta loca tengo miedo por ella. :S

Mao. dijo...

también le tienes que enseñar a montar skate desde feto para que le gane a Ryan Sheckler (H)

En silencio dijo...

Yo de chiquito me robaba muñequitos y cartas de digimon de unos amigos. También le robé el tap de Mewtwo a mi mejor amigo de ese momento.
Pero me descubireron... y lloré mucho ._.
Ahora soy un joven con un alto aprecio por la ley y las reglas en general :) (hasta que la sociedad colapse, no hayan más leyes y se me salga lo psicópata)

Shaads dijo...

Mari quiero hablar contigo ):

Jack.M dijo...

yo no entiendo como mi mam m dejaba ver la vaca y el pollitoo .... se an puesto a pensar q destructivo puede ser para la mente de un niño ...el diablo la bacaa , dos piernas de padres ... q ascooo .... pero eran demasiadoo entretenido y gracioso u _u

Jack.M dijo...

yo no entiendo como mi mam m dejaba ver la vaca y el pollitoo .... se an puesto a pensar q destructivo puede ser para la mente de un niño ...el diablo la bacaa , dos piernas de padres ... q ascooo .... pero eran demasiadoo entretenido y gracioso u _u

merodeadoroscuro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.