domingo, 24 de enero de 2010

Reflexión sobre un accidente

El otro día estaba caminando por las calles de Miraflores con un amigo, cuando vimos que habían atropellado a una chica.
Estaba ella tirada en el suelo, con sangre, y muchas personas rodeándola.

En ese momento pensé en muchas cosas:
¿Qué sentirá, tirada ahí, con tantos curiosos a su alrededor? ¿sentirá vergüenza? ¿querrá que todos nos alejemos de ella? ...pobre... ¿y si hubiera sido mi mamá? ¿y si fuera yo? a mí no me gustaria que me atropellen y que todos me rodeen así... no me gustaría que me vean tan indefensa.
Entonces, ¿por qué no puedo dejar de verla?
Es curioso, creo que es morbo. Eso que hace que TENGAS que ver que pasó, cuando sabes que alguien ha tenido un accidente. Siempre tienes esa curiosidad, ese deseo de saber, cómo si fuera relevante que tú te enteres de eso.
Si lo pienso bien, vi qué le pasó, ya, bravazo, pero ¿qué gano con eso? nada. Solo hice que su momento, de por sí incómodo, sea un poco peor.

Es curioso cómo te cambia la vida en un instante.
Quizás ella estaba cruzando la pista (no por donde debía) para llegar más rápido al parque, quizás se iba a encontrar con alguien o iba a tomar una cremolada, quizás sólo estaba apurada, y, lamentablemente, la atropellaron. En un segundo, es más, una milésima de segundo, todos sus planes inmediatos, y quizás hasta dentro de unos meses, se derrumbaron.
Si iba a ir al cine más tarde, eso ya no importa, porque tuvo que ir al hospital en ambulancia, estuvo ahí tirada, indefensa, sola y a la vez rodeada de gente. Creo que sí sola, porque no le mostrábamos ningún tipo de apoyo, solo miradas. Estar rodeada de tantos desconocidos que la veían como a un objeto, como a un animal en vitrina, debe haberla hecho sentir horrible, con ganas de que los bomberos se apuren y se la lleven.

Qué frágil es la vida.
Todo puede cambiar en un segundo.

Si bien todas las decisiones cambian tu vida, algunas lo hacen a largo plazo y otras inmediatamente. Salir a montar skate para ir a la tienda, poco a poco, te hace más independiente. En cambio que te atropelle un carro cambia tu vida inmediatemente porque cambia todos tus planes: tienes que ir al hospital, tener yeso, hacer rehabilitación... y eso en caso de que no sea algo demasiado grave. Además te pueden quedar traumas psicológicos. Te cambia por completo.

Me siento un poco culpable de no haber hecho nada para ayudarla. Quizás sí hice algo bueno, irme rápido. O quizás no fue bueno. No lo sé, no sé cómo la hice sentir ni quién es. Me pregunto cómo estará hoy, días después del accidente.

Pero creo que sí aprendí algo. Comprobé eso que dicen siempre de "nadie tiene la vida comprada." Cualquier cosa puede alterar tu vida por completo, uno nunca sabe.

Una cosa que me pareció extrañísima fue eso de los bomberos. Es raro como funciona. Estás haciendo tu vida normal, de lo más tranquila, tienes un accidente. Te quedas tirada. Llaman a unos señores, te levantan y te llevan al hospital. No pude evitar relacionarlo con una computadora, encuentra un error en el sistema e inmediatamente lo borra. Como que "¡Plin! Error. Vienen, lo levantan, chao. Sigue todo normal."
Volví a pasar por ahí como 10min después y todos habían seguido con su vida de lo más normal, ya no había nadie en la acera donde habían estado 30 personas, sólo pasaba por ahí la gente que quizás ni se había enterado, ni se enteraría. Qué raro funciona esto de la sociedad. Es un equilibrio extrañamente perfecto.

Me quedé con tantas cosas en la cabeza...

3 comentarios:

L.N. dijo...

wow odio cuando hacen eso y creo q a la vez yo lo hago

En silencio dijo...

"Debra: Jason was compelled. I had never seen him like that before. What is it? What gets into our heads when we see something horrible? A horrible accident on the highway. Something keeps us from just driving on. Something holds us. But we don't stop to help. We stop to look"
Cita de Diary of the Dead

La relación entre nuestras vidas y una película de zombies es excitantemente alarmante.

M. dijo...

lo peor fue pensar: "ojala no sea un perro herido, ahí sí sería muy triste".
¿Será porque siempre va a haber alguien que se encargue de las personas heridas pero no de los animales?