lunes, 19 de noviembre de 2012

We tried, oh yeah we tried

Una entrada muy a lo good old times de "El amor es tóxico"

Hace poco más de un mes mi relación por fin cruzó el "umbral Taylor Swift" y nos fuimos por el lado "We are never ever getting back together". Shit happens.
He pasado las últimas semanas un poco en hibernación, un poco -bastante- en negación, en fin. Después de escuchar absolutamente todas las canciones que me recordaban a lo que fue, incontables veces, on repeat, que todos sabemos es la forma más común de autotortura; ordené mis ideas y ya voy saliendo un poquito de mi hueco. He aquí algunas de las cosas que han rondado por mi cabeza. Algo así como recoger los pedacitos al final.

Parte 1: El doctorado
Después de pasar más de un año con la misma persona recolectas información suficiente como para poder dictar un curso universitario y fácil una maestría, como dice esa canción. Ya bueno, curso introductorio si tienes corto límite de atención, como yo a veces. ¿El problema? A nadie le importa

Todo el día se salen los comentarios tipo "Ala, este autor le gusta un montón, una vez fuimos a la Feria del libro...", "¡esta canción le encanta! Recuerdo una vez que...", "ay, mira este perro, su perro es igualito y...". Newsflash honey: A NADIE LE IMPORTA. Sí, es inevitable que salga a colación si has pasado probablemente 370/475 días a su lado (encima cuento, ¡para M. por favor! -no mentira, no conté, pero hice un buen aproximado. No estoy loca. No lo estoy.), pero debería frenarla un poquito con las historias.

Como definió muy bien un amigo hace poco "pareces un pokémon llamado S. porque lo único que dices es 'S., S., S., S...' ". He estado un poquito insoportable, gracias a quienes han tenido la paciencia de escucharme todas estas semanas, se aprecia infinitamente.

Parte 2: ¿Qué pasó con el "te voy a querer para siempre"? 


No, no era mentira. Sí pensó que era para siempre, pero no sabía que yo era así. Ni yo lo sabía. Probablemente por ser late bloomer, por haberme demorado 19 años en conocer a alguien con quien quise estar, no sabía que pasaría; solo sé que vi surgir cosas de mí que no sabía que estaban ahí, realmente no sabes cómo vas a ser en una relación hasta que te toca.

Resuuuulta que los traumas de los 12 años seguían ahí y esa inseguridad nunca se fue. Mierda, qué densa podía ponerme a veces de la nada. Flaca loca total. Sí, fue feo cuando pasó, pero igual tenía 12 años y no pensé que me perseguiría tanto a los 20. Lo que pasa es que si no lo resuelves de peque, se queda ahí. Así que apunten eso.

Por ese lado es mejor terminar, porque de habernos quedado solo habríamos reforzado conductas negativas. Ahora desde afuera lo veo más claro y pienso "M., realmente te pasaste un poquito. Qué santa fue a veces tu pareja."


Es verdad: hay personas que sacan lo mejor de ti, otras lo peor, y existen aquellas que sacan todo magnificado. Estuve con una persona que magnificó absolutamente todos mis aspectos, al comienzo los buenos y, apretando los botones correctos, los horribles que no sabía que existían. Ahora a aprender de lo vivido. 

Al fin y al cabo, yo también pensé para siempre y yo también salí corriendo. Pero es para siempre porque ingresa a mi lista de "I will always love you" que ahora tiene... dos personas.


Bendito sea Paint.


Lo que nos lleva a la última parte...
 
Parte 3: Si Taylor Swift ha podido superarlo 99824 veces como para poder escribir 4 discos, yo también puedo

Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que me consideré soltera, a decir verdad aún no regreso a eso. Sigo sintiendo el compromiso, pero esta vez es una calle de una sola vía. Así no vale pues amigos. En fin, poco a poco,  babysteps, nadie me apura. Sé que eventualmente entraré a la etapa de Soltera Codiciada (y tú también (es mentira, yo no)), pero ahorita más bien me siento como Forever alone strikes back. Como dije, no hay apuro. 

Hay cosas medio tontas que me reconfortan. Saber que no soy la única que pasa por esto, que Selena Gomez acaba de terminar con Justin Bieber, que fácil ella también siente que se le pasa el tren -idea que mi linda expareja me metió en la cabeza como jugando-, que tengo un par de amigos que me quieren mucho y están pasando por casi exactamente lo mismo que yo y tenemos nuestra especie de Lonely hearts club band (otra cara de forever alone aquí)... que eventualmente encontraré algo mejor. No algo mejor que tú, sino algo que realmente sepa aprovechar. Algo para lo que yo pueda ser mejor, pues perder esto me hizo entender que realmente tengo que mejorar muchísimo. Aquí me estampé contra una pared, como suelen hacer muchas personas la primera vez.

Esto no es gratuito. Esto no ha pasado por las puras. Sé qué tengo que mejorar, ahora por mi cuenta. Y planeo hacerlo, porque no planeo volver a perder algo tan genial como lo que viví por miedos. 

Ahora simplemente debo decir gracias, gracias a ti por acompañarme durante todo este tiempo, por ser mi roca y por enseñarme un mundo que no conocía. Por derribar tantos miedos y demostrarme que estaba equivocada en tantos niveles; que esto era más bonito de lo que podía imaginar y sí existía. Gracias por darme el mejor año de mi vida (hasta ahora). 

4 comentarios:

Azul dijo...

Thanks for the memories, supongo, ¿no?

Rocio D dijo...

Si tuviese un diario le daria copy/paste a esto, cien por ciento true.

M. dijo...

Azul: Esa frase ha estado rondando por mi cabeza también

Rocio D: no sé cuándo dejaste de ser Junio Condensado jajaja. En fin, gracias por seguir leyendo :)

azul. dijo...

OMG. Fue lo mismo que pensé a comienzos de año!! :) just perfect! Taylor Swift enseñandonos! jaja