viernes, 18 de febrero de 2011

Guía para sobrevivir el fin de una relación amorosa

Estos últimos días he estado recolectando sabiduría tanto de mi propia experiencia como de otras, con el fin de elaborar una guía para sobrellevar una ruptura amorosa de manera saludable.

Con el final de una relación llegan muchos cambios, por lo que considero necesario tener ciertos puntos claros para poder afrontarlos adecuadamente y no perder todo sentido de dirección.

Sin más preámbulos, aquí presento la:

"Guía para sobrevivir el fin de una relación amorosa"

1. Tu ex no mintió:
Hay una cosa que es importante de aclarar, si tu ex pareja te dijo que nunca te iba a dejar y te dejó (hence, estás leyendo esto), no quiere decir que todo lo que te dijo a lo largo de la relación era mentira. Tienes que recordar que las personas enamoradas tienden a hacer una serie de promesas en base a cosas que sienten en determinado momento, que pueden cambiar con el tiempo. Eso no quiere decir que nunca hayan sido ciertas. Por tanto, si te dijo que siempre iba a estar ahí por ti y ya no está, no guardes resentimiento ni creas que te mintieron, simplemente trata de comprender que el contexto de las cosas ha cambiado.

2. Culpa: Si la relación sufrió daño más allá de lo reparable y decidieron (o decidiste/decidió) terminar, no le des más vueltas al asunto con respecto a quién tuvo o no tuvo la culpa de lo que pasó. La relación la construyeron los dos y era responsabilidad de los dos mantenerla. Eso no quiere decir que los dos se estén golpeando el pecho con una piedra, no es saludable reprocharse por las cosas que ya pasaron. El punto es no pensar tanto en cómo terminó, ya pasó, deja de darle vueltas.

3. Siente pero no te atormentes:
Después del fin es normal ponerse triste y melancólico. Eso es aceptable, pero tampoco vas a ponerte a escuchar las canciones más cortavenas que tienes mientras lloras en tu cuarto todos los días y recapitulas todo lo que vivieron juntos. Está bien que dejes fluir lo que llevas dentro, que llores un par de días; si te rompieron el corazón, no reprimas tus sentimientos porque con eso solo logras frustrarte. Pero no está bien que te encierres nueve meses y dejes de hablarte con todos. Trata de llevar tu rutina de una manera normal pero date tiempo para sanar. Es un equilibrio algo complicado de lograr pero se llega. Es decir, está bien que a veces quieras alejarte del grupo porque sientes que lo necesitas, pero tampoco te aisles por completo, no te hace bien. Y, por favor, deja de acosarlo por Facebook, ya pasó.

4. Back up system:
Tus amigos son muy importantes en esta etapa, porque vas a necesitar recurrir a alguien cuando te sientas muy solo. Sentirte rechazado por la persona que te importaba tanto puede lograr que te sientas rechazado por todos pero recuerda que no es así. Hay gente que te aprecia, aún cuando te cueste verlo. Es en momentos como este en los cuales descubres quienes te apoyan de verdad y te acompañarán siempre, pues te das cuenta de quienes están dispuestos a venir a verte cuando dices bajito "estoy triste". Ese tipo de esfuerzos siempre se aprecian mucho.

5. No tomes decisiones grandes:
Después del rompimiento quedas extremadamente subjetivo y extremista, por lo que debes tratar de concentrarte y evitar tomar decisiones grandes. No es el mejor momento para decidir que quieres cortarte todo el pelo o renunciar a la universidad. Recuerda que, eventualmente, te repondrás y tendrás que lidiar con las consecuencias de las decisiones que tomaste en un momento en el que no estabas bien emocionalmente; por tanto, aún cuando resulte difícil pensar claro y todo parezca malo, debes tratar de actuar con responsabilidad y salvaguardar tu futuro. No es el momento para un tatuaje de su cara (y nunca lo será).

6. Vales más que eso: Recuerda que tu valor no se define por la persona con la que estás. No porque él o ella haya decidido que ya no quiere estar contigo significa que tú no vales nada. Tú eres mucho más que el novio o novia de alguien. De nuevo, deja de atormentarte y pensar en qué te falta, asúmelo como que no debe ser. Sí existe esa persona que te va a querer exactamente como eres y acentuará lo mejor de ti con su presencia. Esta no era y listo. No trates de acomodarte a los gustos de alguien más, porque en el peor de los casos perderás tu identidad y te convertirás solo en una sombra de quien eras. Vela por tus intereses, recuerda que tú siempre vas primero (no es egoísta, es inteligente). No te sientas insignificante, no lo eres. Eres increíblemente valioso, aún cuando a ti te cueste verlo por el momento.

7. Cuídate:
El ánimo influye mucho en la salud y este es un gran momento de riesgo. Es posible que te sientas decaído y quizás bajen tus defensas. A pesar de que no tengas ganas, recuerda que debes ingerir tres comidas al día y dormir bien (en la medida de lo posible). No le des aún más trabajo a tu cuerpo. Durante el tiempo que demores en recuperarte de la desilusión, sentirás mucho estrés, tristeza y demás sentimientos pesados, por lo que deberías aligerarle el peso a tu cuerpo con lo que puedes controlar inmediatamente. No te expongas a situaciones que podrían poner en riesgo tu salud simplemente porque quieres sentir algo diferente. Piensa: no quieres terminar deprimido, con neumonía y con indicios de desnutrición.
También es un buen momento para engreírte un poco y redescubrirte, quizás una tarde solo escuchando tus discos favoritos mientras escribes o pintas sea lo que necesitas para sentirte mejor.

8. Aprendiste:
Por último, recuerda que de toda experiencia se aprende. A pesar de que las cosas hayan podido terminar mal, concéntrate en que mejoraste como persona. Piensa en lo mucho que cambiaste cuando tuviste que preocuparte por alguien más; ahora eres menos egoísta, más humilde y demás cosas. Quizás aprendiste a ser más tolerante o a comprometerte de verdad. En estos casos, más importante que el resultado es lo que queda contigo. Al arriesgar siempre se gana.

Como ya mencioné, apenas termina es difícil pensar en lo positivo, pero es importante mantener una buena actitud ante la vida. Estas experiencias solo te preparan para cosas mejores o quizás más difíciles, pero no te tocará nada que no puedas superar. Ten en mente que cada cosa que vives te lleva más cerca a la persona con la que compartirás tu futuro, por lo que si no funciona esta vez simplemente no se debía dar y estás más cerca del camino correcto.

Para terminar, una frase a tener en mente:

"Promise me you'll always remember: you are braver than you believe, stronger than you seem and smarter than you think"
(Christopher Robin a Winnie Pooh. Sí, es en serio.)

C'est tout.

:)

Post Scriptum: Por Francisco Perona

"9. Superar, no olvidar: Cuando las personas terminan una relación tienden a cerrarse en la palabra 'olvidar', pero es imposible, si en verdad quisiste a la otra persona. Superar sería lo indicado... le dedicaste tiempo, dejaste de hacer algunas cosas, lo hiciste con gusto, tienen recuerdos lindos, lo quisiste/amaste... debes 'cargar' (si lo quieres llamar así) con eso y debes hacerlo con gusto, y cuando lo recuerdes, decir que fue lindo y nada más, sin hacerte un mundo por eso... creo que eso sería superar."

Listo Perri, ¡eres famoso!

15 comentarios:

Diego dijo...

Muy interesante tu post, creo que cubre bastantes aspectos del break up. Like it

Mao. dijo...

"Pero no está bien que te encierres nueve meses y dejes de hablarte con todos"
JAJA nueve meses? En serio? jajaja Buen post aunque un par de puntos eran un parafraseo de si mismos con un par de lineas extras, pero vale. :)

rrccky dijo...

pero tu nunca tuviste una relacion amorosa

pd: JAJAJAJA
pd2: estoy ebriiiiiiaso

M. dijo...

Igual soy sabia ;)

Andrea dijo...

jajaja la frse final fue la que puso la mis Polich en el anuario ! .. me gusto to post, procurare tenerlo en cuenta si algun dia termino una relacion.. Y tambien para aconsejar a otros ...

F.B dijo...

JAJAJAJAJAJA RICKY

F.B dijo...

Esto es algo bastante estereotipado. Y parece que te copiaste de Rey Babar. CÓMO VA A HABER UN PROCEDIMIENTO EN EL AMOR QUÉ LE PASA A LA GENTE JESUSCRISTO DE SU CUERPOMORENO Y VIDA CRISTIANAAAAAAAAAA

M. dijo...

Jajaja lo conversé con Alonso antes de publicarlo.
No es un procedimiento Dios Mío Señor! (jajaja perdón, moro con las expresiones) son CONSEJOS, no existe un manual de verdad para cosas como esta, cada uno lo vive a su manera,

M. dijo...

*morí

#iPodFAIL

Anónimo dijo...

No hables si no hay experiencia ignorante

M. dijo...

Lo que no significa que nunca haya experimentado una pérdida ni me haya sentido pésimo al respecto.

Te concedo que la intensidad es diferente.

Anónimo dijo...

No entiendo como eres tan bruta

M. dijo...

Y tú tan cobarde. La próxima vez que quieras dejar un comentario así pon nombre.

Ximena G. dijo...

Me gusta lo que escribes Mari :), y sobre todo este artículo, son pasos que no son fáciles de seguir, pero si uno quiere se logra :)

Fabiola dijo...

Gracias por preocuparte de un tema tan penoso y delicado e intentar dar un aire de esperanza.