domingo, 20 de marzo de 2011

El mañana

Estaba sentada en una combi, yendo al club. Short, bividí, bikini abajo, sandalias. Fácil la vívida imagen de lo que es el verano, cantando quién sabe qué.
A mi lado, una señora en sus treintas.

-"...Qué bonito ser joven..."
-"¿Perdón?"- mientras me saco un audífono.
-"Me recuerdas a cuando era joven, qué bonito era..."

Me comenzó a contar de su vida. Conoció a su esposo a los quince años, era amigo de su hermano, salieron 3 años después, desde entonces estuvieron juntos. Él se despertó un día del 2010 con la idea de que quería separarse, después de 20 años juntos. Ella lloró, sufrió; era el único, el amor de su vida, que ahora la dejaba sin más. Ahora él no quería irse de la casa ni darle el divorcio, pero no quería estar con ella. De la nada, simplemente porque sí.

Ella ya quería terminar los trámites, él simplemente complicaba las cosas, parecía que se quería vengar pero no explicaba de qué, solo porque sí.

Al bajar me quedé pensando seriamente en todo lo que me dijo. ¿Cuántas cosas dejo de hacer yo por preservar "el mañana"? Ese mañana que no sé si existe. Creo y quiero que mi vida siga un camino, hago las cosas pensando en preservar ese camino, sin tomar en cuenta que no tengo ninguna certeza.

Pienso en que me casaré y tendré una familia, que no quiero estar ahora en una relación con alguien si sé que no tiene futuro a pesar de que esa persona me guste, de que sea divertido o lo que fuere, arriesgo menos porque no tiene sentido si no me lleva a ese lugar. Pero, ¿qué me asegura que llegaré ahí? ¿y si dejo de hacer todas estas cosas y me doy cuenta a los treinta y pico de que fue por las puras, qué igual no llegué?

Sí, dejo de hacer muchas cosas. No me gusta hacer cosas "sin propósito", que no me acercan (pero no me alejan) a esa meta, no hago cosas por hacer, por vivir, por experimentar. Porque no me acercan ahí. Pero ¿qué pasa si igual no llego? No tengo certeza de nada.

No sé si un día esa persona que elija (si llega) se despertará y me dirá que ya fue todo, que quiere irse; si se derrumbará eso por lo que luché.
No sé si me pasará como a esa señora que tomó decisiones y sacrificó cosas por estar con ese hombre que un día simplemente la cagó.

No sé si mañana me atropellará un camión, si me dará cáncer joven y moriré, si nunca llegaré a ser una viejita con su esposo al lado en una silla de ruedas, viviendo juntos y riendo. Sí, aspiro a ese cliché, a esa imagen que ves en las películas.

No imagino que podría morir joven, no lo veo como una posibilidad, siempre me proyecto a que llegaré a tener nietos y todo. Pero luego recuerdo a mi tía, murió hace exactamente un año, de la nada. Nunca compartirá eso con mi tío, no llegaron a ser viejitos blanquitos y arrugaditos juntos, simplemente murió a los 42 y eso fue todo. Sí, tuvo una gran vida, dejó un gran legado, vivió bien.
Aún recuerdo que el año pasado me dijo que ella se quedó en la casa de los Cuervo en México, as in José Cuervo y su familia.
Ella vivió un montón de cosas bravazas porque pensaba en ahora y no tanto "el mañana".

Mientras más piense en ese "mañana" que no sé si llegará a existir, menos cosas haré. Más miedo me dará comprometer ese futuro ideal, cuando nada en esta vida es ideal.
No digo que deba tirar todos mis ideales por la borda, pero debería permitirme hacer más estupideces sin sentir una gran culpa.

Si sigo pensando en "el mañana" y dejo de hacer cosas por él, ¿qué anécdotas tendré para contar? ¿qué habré aprendido por mi cuenta? ¿qué errores puedo superar si no me permito equivocarme?
No tiene sentido sacrificar cosas, dejar de hacer cosas que quieres hacer, por algo que nisiquiera sabes si va a existir.

Me paso la vida buscando certezas cuando lo único de lo que puedo estar segura es que no puedes tener certeza de nada. No de un mañana, no de un plan. ¿Certeza? Solo de Dios. ¿De qué más podré estar completamente segura? De nada más.

No tiene sentido que me preocupe más por el mañana. Solo de hoy. Solo así puedo vivir más, sin miedo ni preocupaciones, sin ansiedad. No sé qué vendrá, no leo el futuro, no sé si tendré un futuro. Sé que tengo este momento, este día, este instante para hacer lo que quiero hacer, y debo aprovecharlo. No sé nada de "el mañana", ¿qué sabe él de mí?

(Feliz 20 de marzo, tía).

13 comentarios:

Outsider dijo...

Me parece que está bien que vivamos esperando algo, necesitamos una motivación, pero no por eso vamos a no-vivir el tiempo durante el cuál esperamos y solo vivir los momentos que esperamos, que van a pasar tan rápido de todas maneras. Podemos hacer que cada momento sea tan divertido o de tanto provecho como otros y deberíamos hacerlo.

Anónimo dijo...

Alguna vez un profe nos dijo: Los jóvenes hoy en día sólo piensan en "el mañana", pero deberían pensar en "el pasado mañana"

En mi caso, me gusta planear las cosas pero algunas salen mejor cuando son espontáneamente.

Franciscofcv dijo...

Se que esto suena recontra negativo pero se también que es cierto. De lo único que podemos estar 100% seguros es de que nos vamos a morir, todos los demás planes, proyectos, ideas, etc. que podamos tener pueden cambiar fácilmente gracias a las cosas que has mencionado en tu post.

Entonces, salta en mi la inquietud de si debería planes a largo plazo o no, porque la idea de que todo va a acabar tarde o temprano, si no es bien encaminada, puede llegar a ser sumamente desesperante y dolorosa.

Ahora bien, yo pienso que sí debemos amar el presente y ver el mañana con esperanza, y sí, hacer muchísismos planes de familia, carrera, etc. Porque al final, a pesar de que las inseguridades son grandes, la esperanza y la fe son aún más grandes sabiendo que si hacemos lo que debemos de hacer y ponemos nuestra vida en las manos de Dios todo saldrá bien. Y si, por alguna razón, las cosas no salen como quisiste que salieran y todo te resulta malo y triste podrás sacar un bien y alegría muchísimo mayores que si las cosas no te hubiesen salido mal en un comienzo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Oe tu me estás webeando, no?

Anónimo dijo...

o sea ya chevere con tu historia, pero toda tu reflexión... o sea en verdad en verdad todo lo que dices te la crees en serio... pucha tu eres así? o simplemente webeas en tu blog?... me gustaria saber porque tanta estupidez me parece bien rara...
R

Arturo Rivas Seminario dijo...

"Siendo humano, no asegures jamás lo que ha de ser; pues rápido, como el de una mosca de anchas alas, es el cambio." Simónides.

Anónimo dijo...

oie sabes que, cogete cualquiere webon tiratelo de mil formas y poses y si en el manhana te da sida te matas, si no continuas!

Anónimo dijo...

oie sabes que, cogete cualquiere webon tiratelo de mil formas y poses y si en el manhana te da sida te matas, si no continuas!

M. dijo...

Anónimo: por eso puse lo de sin tirar mi vida por la borda.
Una cosa es querer arriesgar más y otra cosa es simplemente ser estúpida.

zub dijo...

Don't ask what end the gods will grant to me or you, Leuconoe.
Don't play with Babylonian fortune-telling either.
It is better to endure whatever will be.
Whether Jupiter has allotted to you many more winters or this final one
which even now wears out the Tyrrhenian sea on the rocks placed opposite
— be wise, strain the wine, and scale back your long hopes
to a short period. While we speak, envious time will have alredy fled
Seize the day, trusting as little as possible in the next.

Carpe Diem

Jax dijo...

Es cierto, solo se vive en el presente y realmente eso es lo único que existe; y si eso es lo único que existe entonces lo único que nos impide vivir de verdad es el temor, pero si uno ya tomo la decisión de vivir en el presente entonces a q le puedes sentir temor?, y no obstante todo da temor. Asi que supongo que para tratar de vivir en serio hay que enfrentarse al temor a diario y vivir en constante riesgo. Ojala esa señora que encontraste en el micro se deje de temerle a su nueva situcion y se adapte a ella, cuando uno hace eso siempre aparacen un abanico de posibilidades y las cosas dejan de ser tan dramaticas.

Lele dijo...

ALA MIERDA los comentarios fuera de lugar que hay... Despreocúpate, arriésgate un poco... Nunca sabes cuando "el elegido" llegará o qué decisión loca te llevará a tus sueños :)

Ginger Gold dijo...

Me haz hecho acordar demasiado a un poema de Borges.

"...y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana
es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de
caerse en la mitad."

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Creo que lo que ambos tratan de decir es que no debemos de hacernos una idea exacta de como va a ser el resto de nuestra vida. Es decir, hay que evitar crear un plan y seguirlo paso a paso.

Primero, porque no va a ser posible y, aunque lo fuese, desperdiciar la oportunidad de hacer algo que realmente queremos por un posible arrepentimiento futuro usualmente provoca uno mucho peor que el que se trataba de evitar.

Además, porque la gente cambia mucho en gustos y forma de pensar en menos tiempo del que muchos imaginan, y es un cambio constante; por lo que los ideales que tenemos hoy posiblemente sean muy diferentes a los que tendremos en un par de años (sin exagerar tampoco).

PD. Por lo visto Anónimo se quedo sin vitamina B6...